Legislación en España sobre las Zonas de Bajas Emisiones

En mayo de 2021 se aprobó en el congreso la “Ley de Cambio Climático y Transición Energética”, que obliga a todos los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares, sin excepción, y a las localidades de más de 20.000 habitantes con mala calidad del aire a poner en marcha Zonas de Bajas Emisiones antes de 2023. 

Un total de 149 ciudades españolas tienen más de 50.000 habitantes (y aglutinan al 53% de la población del país), cifra que se aumenta a 416 si se incluyen los de más de 20.000 residentes. 

Esto puede habilitar a los Ayuntamientos a prohibir incluso la circulación de vehículos "sin distintivo ambiental"  (diésel anteriores al 2006, gasolina anteriores al 2000 y motocicletas anteriores al 2003) en TODO el término municipal, tengan la catalogación de “vehículos históricos” o no como sucede en Barcelona, ya que no se define el tamaño máximo de las ZBE. Además, blinda las zonas de bajas emisiones para que no se puedan revertir.

Esta normativa de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética no específica a que vehículos hay que restringir la circulación en las ZBE, cual debe ser el tamaño de las mismas, si hay límites de horario y días de la semana o no, o limitación de kilómetros recorridos, etc. por lo que el Ministerio de Transición Ecológica preparó unas especificaciones con las características mínimas que exigirá a estos espacios, reflejadas en el documento "directrices de creación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE)" publicado el 9-9-21. En el periodo de alegaciones impulsamos una campaña de envio masivo de escritos de Alegaciones desde AVRAM para que se tuvieran en cuenta nuestras reivindicaciones.

El documento de 74 páginas de alegaciones a la “propuesta de Directrices para la creación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE)” del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico seh puede consultar aqui  https://files.fm/u/5y6t9emtw

 

La comisión de movilidad de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)  trabajó con el Ministerio de Transición Ecológica para definir estas características y presentó una guía técnica para ayudar a los consistorios a establecer sus propias áreas restringidas basadas en la ZBE de Barcelona. 

Por comodidad y evitar el tener que realizar sus propios estudios y ordenanzas detalladas es de prever que muchos municipios adopten este modelo.

 

Las indicaciones genéricas de esta guía para establecer Zonas de Bajas Emisiones son:

- Ámbito de aplicación

Si bien la legislación vigente no prevé ningún ámbito mínimo, se proponen dos esquemas de restricción:

1) Toda la ciudad o toda el área metropolitana: Se recomienda establecer la mayor área posible, con la posibilidad de excluir polígonos industriales. El esquema de restricciones, inicialmente, se circunscribe a vehículos sin distintivo ambiental sin ningún tipo de exención para residentes.

2) Ámbitos urbanos reducidos: Cascos antiguos, zonas centrales o entornos sensibles: escuelas, residencias, hospitales...) Deben presentar criterios de circulación más restrictivos, permitiendo únicamente la circulación a vehículos distintivo 0 (eléctricos e híbridos enchufables).


- Ordenanza municipal reguladora

Clasificación de los vehículos según su potencial contaminante en base a las etiquetas de la DGT




Formas posibles de actuar ante el proyecto de creación de una Zona de Bajas Emisiones en tu municipio

-- Contactar a los afectados en el municipio y cercanías, clubs de automóviles, motocicletas, asociaciones, sindicatos, grupos municipales de la oposición etc. para trabajar de forma conjunta 

-- Informarse de los proyectos de ordenanza de movilidad y buscar reuniones con el Ayuntamiento y formar parte de las mesas de estudio/trabajo de la normativa participando como representantes de la "Asociación Vehículos Afectados por Restricciones Medioambientales" para poder conseguir exenciones a los vehículos sin distintivo ambiental u otros afectados (etiqueta B o C)

-- Una vez haya un texto definitivo, dar a conocer a la ciudadanía y a los medios de comunicación locales las restricciones que plantea y efectuar Movilizaciones de protesta para dar a conocer la problemática que suponen las limitaciones a la libre circulación que se impongan y reivindicar nuestros derechos  

Un ejemplo de movilización ciudadana donde se consiguió revertir unas medidas impuestas unilateralmente por un ayuntamientohttps://www.avocesdecarabanchel.es/carabanchel/diez-anos-despues-parquimetros-en-carabanchel

-- Presentar alegaciones a las ordenanzas que se creen, especialmente revisar las memorias económicas y todos los documentos que acompañan a la normativa especialmente la memoria "social económica" del impacto que van a suponer las medidas adoptadas (no basta con un estudio presupuestario de costes e ingresos, sino que tiene que haber un estudio del impacto en la sociedad), en busca de errores y defectos. Conocer los plazos de periodos de información publica para presentar las alegaciones en tiempo y forma, y pedir apoyo a través de la Plataforma Vehículos Afectados por la Movilidad en España / Asociación Vehículos Afectados por Restricciones Medioambientales (AVARM)  para realizar envíos masivos de alegaciones desde todas partes de España.

Hemos presentado alegaciones en varios municipios que se pueden tomar como modelo:

 

https://asociacionavarm.wixsite.com/avarm/post/consulta-pública-previa-sobre-el-proyecto-de-ordenanza-de-la-zbe-en-valencia

 

https://asociacionavarm.wixsite.com/avarm/post/consulta-pública-previa-sobre-plan-de-movilidad-del-área-metropolitana-de-valencia

https://asociacionavarm.wixsite.com/avarm/post/consulta-p%C3%BAblica-zbe-isla-de-la-cartuja-sevilla

 

https://asociacionavarm.wixsite.com/avarm/post/consulta-p%C3%BAblica-previa-a-la-elaboraci%C3%B3n-de-la-ordenanza-de-la-zbe-de-ponferrada

 

-- Reclamar via judicial por vulneración de derechos y libertades fundamentales y todos los defectos que puedan tener las ordenanzas

-- Seguir realizando movilizaciones de protesta para dar a conocer la problemática que suponen las restricciones que se impongan y revindicar nuestros derechos  

-- Etc.



Texto definitivo de las directrices  de creación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE)
 

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha presentado junto a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) las directrices para la Creación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Estas directrices constituyen una guía para aquellas entidades locales que, en respuesta a lo establecido en la Ley de cambio climático y transición energética, deban establecer una Zona de Bajas Emisiones. El acto de presentación, celebrado en la sede de la FEMP, ha contado con la participación del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, el comisario europeo de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevičius, y el secretario general de la FEMP, Carlos Daniel Casares.
 

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética establece que los municipios españoles de más de 50.000 habitantes, los territorios insulares y los municipios de más de 20.000 habitantes que superen los valores límite de contaminantes regulados, deberán adoptar antes de 2023 planes de movilidad urbana sostenible para introducir medidas de mitigación y reducir las emisiones de la movilidad, incluyendo, entre otras, el establecimiento por ley de forma obligatoria de zonas de bajas emisiones.
 

La creación de estas zonas de bajas emisiones está también prevista en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y en el Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica. Es por ello que, apenas seis meses después de la entrada en vigor de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el MITECO ha elaborado y pone a disposición de las entidades locales un documento que sirve de guía para el diseño de estas zonas de bajas emisiones.

Las directrices recogen los umbrales mínimos que deben tenerse en cuenta a la hora de crear una Zona de Bajas Emisiones (ZBE). Entre ellos, se incluyen criterios en materia de calidad del aire, eficiencia energética, ruido y cambio climático. Además, fija también el procedimiento para su implantación, una propuesta de indicadores de seguimiento y un amplio catálogo de medidas que los ayuntamientos podrán adoptar para incentivar el cambio hacia una movilidad ambientalmente más sostenible que redunde, además, en una mejora de la calidad del aire que respiramos.

“Debemos promover una movilidad más sostenible, con menos emisiones tanto de gases de efecto invernadero como de contaminantes atmosféricos, una movilidad que sume salud y no que la reste”, ha dicho Morán.

ADAPTADAS A CADA MUNICIPIO

En particular, para el diseño de Zonas de Bajas Emisiones los Ayuntamientos deberán establecer objetivos que permitan mejorar la calidad del aire, garanticen el cumplimiento de los límites regulados para distintos contaminantes y tiendan a alcanzar los estándares definidos por la Organización Mundial de la Salud, así como objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero coherentes con los determinados por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. A partir de ahí, deberán articular las medidas necesarias para que las Zonas de Bajas Emisiones contribuyan a alcanzar estos objetivos.

Las directrices no determinan una extensión mínima para las zonas de bajas emisiones, que dependerá de las características de cada municipio, pero sí señalan que deberá ser significativa y suficiente para el cumplimiento de los objetivos. Se identifican distintos modelos de ZBE, tanto estructurales (núcleo, en áreas concretas, o anillo, introduciendo gradualidad por áreas concéntricas) como complementarias (especiales, para áreas como campus universitarios, parques empresariales, entornos escolares o sanitarios, y específicas para tramos de calles en las que concurran circunstancias singulares).

Tampoco se determina para qué tipologías de vehículos deberá restringirse el acceso a una ZBE. De nuevo, dependerá de cada caso, debiendo diseñarse las restricciones de modo que hagan posible alcanzar los objetivos. En todo caso, las directrices apuntan que el diseño de las ZBE deberá tener en cuenta la pirámide de movilidad, dando prioridad al peatón, a la movilidad activa y al transporte público por delante del vehículo privado. Respecto de este último, y con el fin de alcanzar los objetivos en materia de calidad del aire y cambio climático, deberán priorizarse los vehículos con emisiones bajas y, preferentemente, nulas, contribuyendo así a impulsar la electrificación del transporte.

UNA MOVILIDAD MÁS SOSTENIBLE

En última instancia, las ZBE son un instrumento clave en el cambio hacia un modelo de movilidad más sostenible, que facilitará que España cumpla con sus compromisos en mitigación del cambio climático y con la normativa europea en materia de emisiones de CO2 que aplica al sector transporte.

La correcta implantación de estas ZBE permitirá también mejorar la calidad del aire y la salud de los ciudadanos, ayudará a promover la movilidad activa, a desarrollar un transporte más sostenible y permitirá recuperar el espacio público para el peatón. Además, impulsará la eficiencia energética en los medios de transporte y contribuirá a la disminución de la contaminación acústica en las áreas urbanas.  Con ello se da respuesta a la demanda de los ciudadanos de contar con entornos saludables y avanzar hacia un nuevo paradigma de movilidad.

Las directrices para la creación de Zonas de Bajas Emisiones están disponibles en la página web del MITECO a través de este enlace

 

 

 

La Señal fijada por la DGT para las Zonas de Bajas Emisiones a implementar en 149 municipios no incluye como autorizados a circular a los vehículos "etiqueta B" lo cual deja claro cuales van a ser los siguientes perjudicados tras los @SinPegatinaDGT

http://dgt.es/export/sites/web-DGT/.galleries/downloads/muevete-con-seguridad/normas-de-trafico/MOV-gestion-trafico/Instruccion_MOV_03_21_Senalizacion-ZBE-firmada.pdf

señal ZBE DGT.jpg